Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Español

Galería de arte, Valencia (España)


El Arte puede ser algo mas que imagen, puede pagar impuestos

El debate del que tuvo lugar en la Galería de Arte Ana Serratosa, se centró en dos aspectos, en primer lugar, la galerista y crítica de arte expuso un concepto de arte como disfrute, como inversión y como imagen. La segunda parde de la disertación correspondió el abogado experto en fiscalidad del arte, Carlos García-Olías Jiménez, quien de forma muy didáctica explicó las ventajas de pagar impuestos mediante la entrega de obras de arte como forma de pago.
Se trata de promocionar la venta mediante la orientación a empresas y particulares de los firmes positivos que pueden lograrse a través de estas operaciones.
Subrayó que el arte a demás de adquirirlo para disfrute personal, es un elemento de inversión en las empresas, porque para ellas existe un interés económico a largo plazo en las obras.
El arte otorga a la empresa una imagen que implica identificar a esta compañía con la idea de modernidad. Cuando una entidad compra obras, implica un disfrute para los trabajadores, al poder contemplarlo en su lugar de trabajo, y un disfrute para la propia compañía.

Imagen de modernidad
Lo importante es que se compre una obra buena para que halla plusvalía, ya que cada obra es única e irrepetible. Tener obra de arte en la empresa hace que la asocie con modernidad, progreso ya que esto da a la compañía una imagen pública extraordinariamente positiva de la compañía. <>.
La compra del arte crea un patrimonio que está sujeto a muchos beneficios fiscales que incluyen también un valor añadido al beneficio económico. <>.
Respecto al modo de pago de los impuestos y deudas de las personas físicas o las jurídicas, el abogado Carlos García-Olia Jiménez, explicó que a finales de 2002 se aprobó la ley de mecenazgo, una cuestión que aumenta los incentivos fiscales y facilitan que muchas personas decidan pagar sus impuestos con obras de arte.
En relación a esta cuestión, la ministra de cultura, Pilar del Castillo, asegura que es muy positivo que haya gente que pague con obras, ya que favorece la creación de buenas colecciones de arte.

No paga mas impuestos
El ponente explicó que, cuando una persona compra una obra de arte, no paga mas impuestos, ni tiene retención fiscal. Además cuando alguien cede una obra por cierto tiempo al gobierno, da derecho a un crédito fiscal del 25% si es una persona física , y si se trata de una persona jurídica de un 35 %. También existe un incentivo directo de un 15 %. cuando se adquiere una obra en el extranjero.
Otras cosas que se pueden pagar son el impuesto sobre el valor añadido y cualquier deuda con la administración y esto beneficia al que compro, pues aunque al propietario le hubiera costado 10.000 € en su día, el gobierno tasa esa obra al precio de hoy, el deudor pagará lo que deba por el valor que le ha otorgado a la obra a día de hoy, por lo que sale de nuevo beneficiado.