Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Español

Galería de arte, Valencia (España)


Memoria olfativa para el arte

¿A qué huele la pintura abstracta y matérica de Dennis Hollingsworth? ¿Y un óleo figurativo de un jardín firmado por Guillermo Pérez Villalta? ¿O un curioso retrato realizado por Guillermo Kuitka? Todas las obras que forman parte de la colección OlorVisual están ahí no solo por su valor estético, sino también por el aroma que han sabido evocar en su propietario, el perfumista catalán Ernesto Ventós. El visitante puede comprobarlo por sí mismo en la muestra Arte esencial, un aroma internacional, que se inauguró el pasado lunes en el Casino de la Exposición de Sevilla y que reúne 58 obras de otros tantos artistas nacionales e internacionales. Ventós, que colecciona arte desde hace 33 años, les pide a los propios artistas un texto con notas olfativas sobre su trabajo. Así Noumenal, del americano nacido en Madrid Hollingsworth, huele a algas; la vegetación creada por el tarifeño Pérez Villalta en El jardín cerrado recuerda el aroma de un naranjo, mientras que el rostro cubierto por un mapa del argentino Guillermo Kuitca desprende un olor a barro húmedo.

“El ser humano puede plasmar de forma artística todo lo que percibe a través de los sentidos. En particular de la vista y del olfato y puede convertir esas experiencias en arte olfativo-visual”, explica Ventós. El perfumista, la tercera generación al frente de un negocio familiar, atesora una enorme colección de arte contemporáneo en la que no faltan grandes firmas internacionales como Art & Language, Damien Hirst, Jiri Dokoupil, José Pedro Croft o Jannis Kounellis. De todos los citados pueden verse obras en Sevilla junto a artistas andaluces y, especialmente, sevillanos. “El criterio del que partimos para realizar la selección de las obras es la convivencia o, en su caso, la confrontación del arte nacional e internacional. Hay obras que hemos colgado juntas por hermandad y otras, por su disparidad. Es una colección muy didáctica, porque no solo enseña a ver el arte contemporáneo, sino también a olerlo”, comenta la galerista Rosalía Benítez, comisaria de la exposición junto al también galerista Rafael Ortiz.
Luis Gordillo, Miguel Ángel Campano, Esther Ferrer, Abraham Lacalle, Antonio Sosa, Ignacio Tovar, José María Baez, Jaime Burguillos, Charo Pradas, Zush y la cordobesa de adopción Dorothea von Elbe son algunos de los españoles presentes en la muestra, que estará abierta hasta el 22 de mayo. Para Ventós, quien también es artista, lo más importante del proyecto son los talleres gratuitos ¿A qué huele el arte?, que se imparten en el mismo Casino de la Exposición. “Ventós ha creado unas notas olfativas con algunas de las obras expuestas, con las que trabajamos. Es curioso como la gente percibe más un olor cuando está asociado a un color”, afirma Mercedes Peralta, encargada de los talleres, que se imparten para niños y adultos (talleres.arteesencial@gmail.com).
“El aroma es un arte y se relaciona con todos los sentidos. Un olor no se olvida, siempre queda en la memoria; mientras que las palabras se borran”, concluye Ventós.
MARGOT MOLINA