Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Español

Galería de arte, Valencia (España)


Un viaje soñado

Probablemente los mejores viajes de nuestra visa son los que hemos hecho en sueños. O los que nos brinda el arte, de muy diversos modos. En el caso del singular Viaje a La Habana que la pintora Carmen Jabaloyes realizó… a través de otra persona. La historia es la siguiente: la artista valenciana, licenciada en Bellas Artes aquí y graduada en Escultura en la academia de Venecia, había expuesto sus obras en lugares tan distantes como Boston, Washington o Düsseldorf. Fue precisamente en Alemania donde experimentó el deseo apremiante de encontrarse de nuevo con la cálida luminosidad que la había rodeado en las orillas mediterráneas de anteriores residencias como Argel o nuestra ciudad. Así nació el proyecto de ir a Cuba junto con su amiga (y excelente fotógrafa) Anja Ruttyn. Que se frustrará a medias: Carmen no pudo acompañarla. <<Anja fue sola –explica- hizo fotos de la ciudad, de sus sitios y, sobre todo, de gente. Me apropié de paisajes, caminos, luces y, esencialmente, personas. Cubanos que Anja conoció, con los que habló, a los que escuchó cantar. Ese ha sido mi mundo durante dos años. Con ellos he vivido en mi estudio. Y para ellos he pintado>>.

También para nosotros. Porque el resultado de esa experiencia por persona interpuesta es una explosión pictórica que cuelga ahora en la galería / ático de Ana Serratosa y que el comisario de la exposición Fernando Castro, refleja <<con un colorido desbordante que tiene mucho de tardo-romántico, haciendo que sea la carnación cromática lo que domine más allá del contorno definido del dibujo>>.

Seres anónimos de presencia rotunda , oficios humildes, mercados, motoristas entre palmeras, contrastes azules y rojos de un conglomerado urbano,… todo se abre a la mirada gozosa en un buen acopio de óleos o trabajos de técnica mixta sobre periódicos, que emergen en un mundo palpitante de vitalidad.

Hay, además, otro aliciente no menos interesante: una serie de árboles delicadamente estilizados que Jabaloyes inició en 1988, y que el prestigioso músico Juan Francisco Padilla ha reinterpretado sonoramente. Galardonado en numerosos concursos internacionales (entre ellos un Grammy en 2011 con Il giardino armonico y la soprano Cecilia Bartoli), Padilla ha creado distintas composiciones como complemento a cada una de las obras de Jabaloyes, completando la percepción del espectador, según aclara él mismo. Esta especialísima, atrayente exposición podrá visitarse hasta final de mes.

Mara Calabuig – Levante